sábado, mayo 20, 2006

Argumento Triste

No hay premisas.
Solo hay una conclusión: soy

Las premisas no son el deseo de mis padres al concebirme ni tampoco la menopausia tardía de mi madre.
No son ni la inspiración, ni el deseo desenfrenado en una noche en Mendoza.
La premisa no es la actriz rubia de las películas de Leonardo Fabio por la que, ahora me entero, me pusieron este nombre doble, sin rima y un poco ordinario.

No hay premisas.
Solo hay una conclusión

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

I say briefly: Best! Useful information. Good job guys.
»

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»