martes, mayo 09, 2006

tarde...

dos veces una poeta vino a mi boca y yo no sabìa que era ella
dos veces hable sus palabras pero no sabìa que eran suyas
sabia de sus problemas alimentìcios, sabìa lo del alcohol y los amigos
pero no sabìa que esos poemas le pertenecìan


de nuevo le presto mi boca, ahora mis manos, para que diga estas palabras que ya casi son mìas

dice que no sabe del miedo de la muerte del amor
dice que tiene miedo de la muerte del amor
dice que el amor es muerte es miedo
dice que la muerte es miedo es amor
dice que no sabe

tal vez yo lo hubiese dicho
pero lo dijo primero ella

10 comentarios:

Daniel C. dijo...

Buenísimo. Después de todo, la literatura entera se reduce a hablar con palabras prestadas...

anais dijo...

Guau! Excelente reflexión! Y no importa si las palabras son tuyas, de tu otro yo, de la poeta que pasa... Importa que están ahí, para que puedan leerse...

superloyds dijo...

muy lindo poema
salu2

Espiritu beat dijo...

oscuridad de miercoles a la tarde...dia aliendao...¿feliz?

Vulkanito dijo...

Me das miedo...

malu dijo...

hola pulpita. te juro por dios que cuando yo tenía 16, también me pasaba eso. yo estuve enferma de pizarnik. no sé si vos lo estuviste, o si sentís una especie de conexión. es muy fuerte lo que pasa cuando se la lee. yo la exprimí tanto que ahora quemaría todos sus libros. pero en el fondo..la quiero!
y a todos nos pasa eso con nuestros poetas favoritos.
hay un poema de silvina ocampo que se llama "canto", si mal no recuerdo, que explica eso muy bien. las palabras de otros. si algún día te topás con él, seguramente te sentirás identificada.

sol dijo...

Pizarnik es del Pueblo.

Anónimo dijo...

Hallo I absolutely adore your site. You have beautiful graphics I have ever seen.
»

Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

Anónimo dijo...

Interesting site. Useful information. Bookmarked.
»